Sistema único, desequilibrio latente (por William Diaz)

Por William Diaz

Fuente: El Post

Para los que egresamos del colegio hasta fines de los ochenta, el mundo y el futuro se dividía en dos. Los que podíamos entrar a una universidad asegurando de alguna forma nuestro futuro y los que, por distintas razones, no podían y quedaban condenados a condiciones más desmejoradas.

Ello porque en esos años solo 119 mil de poco más de 1.400.000 jóvenes ingresaban a la oferta académica que hacían las universidades conocidas como tradicionales, públicas y privadas de la época.

Esto significaba que el 16% de los jóvenes tenía la oportunidad de iniciar un camino para ser profesionales y lograr un futuro mejor.

Hoy esa realidad es muy diferente.

En cifras del 2011, el sistema tradicional de educación universitaria tiene 266 mil alumnos, mientras que el privado matricula 324.400 jóvenes.

Este dato es importante, porque a pesar de que el sistema tradicional ha duplicado su matrícula, existe la razonable duda de que en todos estos años se hubiesen generado condiciones de infraestructura para recibir a los más de 300 mil estudiantes adicionales que hoy tienen la posibilidad de estudiar en la universidad.

Ello es relevante porque esos jóvenes estarían afectos a condiciones de desarrollo y futuro económico muy desventajosas respecto de quienes sí tuvieron acceso a la educación superior.

A través del tiempo, las universidades tradicionales agrupadas en el Consejo de Rectores de Universidades Chilenas, CRUCH, ha estado a la cabeza de la defensa de los privilegios de sus alumnos en desmedro de los de universidades privadas, a tal extremo que han manifestado explícitamente que deben tener beneficios exclusivos para ellos.

Sin ir más lejos, el rector de la USACH, Juan Manuel Zolezzi, afirmó los primeros días de noviembre que “el 80% de los recursos públicos para la educación superior debían asignarse a los planteles tradicionales”, por lo que a los privados solo les llegaría el 20% .

Nada más injusto, segregador y regresivo, toda vez que las universidades tradicionales matriculan solo al 45% de los alumnos que estudian en la educación superior.

Pero el problema de desigualdad no termina ahí, puesto que el 50% de los alumnos que rinden la PSU están entre los 450 y 600 puntos, mientras que 82,2% de esos estudiantes proviene de familias que ganan entre 144.000 y 576.000 pesos al mes.

Con esa información es evidente que esos alumnos estudian fundamentalmente en universidades privadas y, por lo tanto, son segregados por la hegemonía que quiere instalar el sistema tradicional.

Pero veamos otro aspecto en este sentido, ya que se ha querido instalar la idea que existe un “único proceso de admisión” y es el que administra la Universidad de Chile a través del DEMRE.

Sobre esto, dos cosas importantes. La primera es que no se puede llamar sistema único a un proceso donde todas las universidades adscritas a él tienen requisitos diferentes con puntajes de corte distintos, ponderaciones que no son homogéneas e incluso bonificaciones de puntaje por fuera del 100% de ponderaciones.

Eso no es único ni tampoco compiten con las mismas reglas del juego.

Lo segundo es que las universidades se pueden dar el proceso de admisión y requisitos que cada una estime necesario según su particular proyecto académico, por lo tanto son todos distintas.

Por último, el aporte del sistema privado a la educación superior ha sido contundente y de gran importancia para la movilidad social, ya que si solo siguieran saliendo de las universidades los mismos 100 mil y tantos alumnos de los ochenta, tendríamos una sociedad mucho más desigual y se habrían profundizado las diferencias insalvables entre los ricos y los pobres.

¿Qué hacer? La respuesta no es simple.

En principio los mecanismos de certificación de universidades y en particular de carreras, deben ser cada vez más transparentes y prolijos, porque con ello se puede homogenizar la calidad académica.

Pongo el énfasis en la acreditación de carreras, ya que al final de cuentas los alumnos lo que buscan es un título profesional y, por lo tanto, la unidad básica que debe tener la máxima calidad es precisamente la carrera.

Con ello, los sistemas público y privado pueden competir sanamente en dar títulos profesionales que sean homogéneos en cuanto a la calidad académica y docente, facilitando el acceso a recursos públicos en igualdad de condiciones y sin proteccionismo administrativo por el solo hecho de tener una hegemonía dada por los años de existencia.

Foto Flickr Julie Koshi
Julie Koshi

**

About these ads

About profesorbaker

Thomas Baker is the Past-President of TESOL Chile (2010-2011). He is the Coordinator of the English Department at Colegio Internacional SEK in Santiago, Chile. He is the Co-Founder and Co-Organiser of EdCamp Santiago 2012 & Edcamp Chile 2013, free, participant-driven, democratic, conversation based professional development for teachers, by teachers. EdCamp Santiago 2012 was held at Universidad Mayor in Santiago. Edcamp Chile 2013 was held at Universidad UCINF. Thomas is also a member of the Advisory Board for the International Higher Education Teaching and Learning Association (HETL), where he also serves as a reviewer and as the HETL Ambassador for Chile. Thomas enjoys writing about a wide variety of topics. Thus far, he has written the following genres: romance, historical fiction, autobiographical, sports history/biography, and English Language Teaching. He has published a total of sixty one (61) books, all available on Amazon http://amzn.to/Qxmoec . The source and inspiration for his writing comes from his family, his wife Gabriela, and his son, Thomas Jerome Baker, Jr.
This entry was posted in Cultura, Desarrollo Profesional, Educación, Pedagogía and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s